Podemos es un fascismo sin Patria

…y por tanto tenía (y tiene) difícil asaltar el poder a través de un proceso electoral ordinario, a no ser de la mano de un PSOE más amante de las emociones fuertes a cada día que pasa. Bien es cierto que la operación para superar el marcado carácter antinacional de la formación de Pablo Iglesias se ha puesto en marcha, pero fracasará.

Ni Carmena ni Iñigo Errejón han presentado en el último lustro nada más que su condición de extremistas de Izquierda, haciendo (des)honor a la tradición antiespañola inherente a la secta comunista de nuestro país. Pero es que hasta la IU de Julio Anguita podía presumir de un proyecto político nacional, cosa que desde Zapatero es imposible.

En la Transición los socialistas del Felipismo fungían de patriotas españoles, ya que a fin de cuentas pensaban gobernar España y creían verdaderamente en que con ellos en el poder “el cambio” hacia un país más moderno y democrático era posible. Entonces hasta Carrillo pareció considerarlo, pero en sus últimos años retornó al estalinismo.

Que Podemos, que bebe de las fuentes preclaras del fascismo hispanoamericano, haya sido incapaz de comprender que el éxito en el asalto al poder y su conservación por los “robolucionarios” Perón, Castro y Chávez tenía que ver con su imagen de espadones de la Patria dice mucho de la pretendida inteligencia de esta casta universitaria.

El ultranacionalismo, que parece ser hegemónico ideológicamente en países como Argentina, Cuba y Venezuela, es inseparable del caudillismo como del socialismo (nacionalizaciones, expropiaciones, corrupción y saqueo), del antisemitismo como del anticapitalismo o del sentimiento antiUSA, explotado al por mayor.

¿Y cuál es el único ingrediente de este mejunje ideológico, que podemos definir estrictamente como “fascismo”, que le falta a la marca Podemos? Pues “la Patria”, efectivamente, porque debe de ser que ni entienden España ni la aman, esto es: carecen del más mínimo patriotismo como para tratar siquiera de simular cierto patrioterismo.

UNA BANDERA PARA ENVOLVER AL NIÑO ERREJÓN

En esto, desde luego, no son competencia para Vox, pero tampoco para Ciudadanos, PSOE o PP. Por si fuera poco, Podemos ha abrazado e incorporado con entusiasmo a todas y cada una de las múltiples escisiones en el seno de los distintos movimientos separatistas de España, de Galicia a Andalucía, agrupados en corrientes y mareas.

En el marco del golpe de Estado permanente protagonizado por los separatistas catalanes, y teniendo en cuenta su continuado esfuerzo de equidistancia entre ETA (y el movimiento abertzale en general) y sus víctimas (o su víctima: España o la sociedad española en cuanto tal), a Podemos le queda poco espacio para un discurso españolista.

Pero en política, en escenarios democráticos, todo es susceptible de cambiar drásticamente (de suscitar la apariencia “de cambio”, más bien) según se aproximan unas elecciones, así que no es descartable de entrada que los fascistas morados logren dar con la tecla para armonizar la melodía antielitista con el debido ritmo patriótico.

Ahora habrá que disponerse a medir, en unos meses, el tamaño de la bandera en la que ya parece anunciar que va a envolverse Errejón, por si esta supera en metros cuadrados a aquella que desplegó en su día el candidato Sánchez, nuestro actual presidente apátrida gracias a los votos de casi todos los enemigos de España y su Constitución.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s